Windows 7 promete austeridad

19 de junio de 2009 por paaq

Si hace tiempo que prestamos atención a las distribuciones de Linux más adecuadas para ordenadores viejos y poco potentes, es de justicia que atendamos un poco a otros sistemas operativos. Sorprendentemente, parece que la próxima versión de Windows no sólo no exigirá ordenadores del futuro, sino que funcionará con fluidez en computadoras incapaces de correr el Vista. Este downgrade de recursos necesarios es la estrategia que Microsoft pone en marcha después de que las altas exigencias de hardware condenaran al Windows Vista.

El motivo no es el parque de ordenadores obsoletos que puebla el mundo, por supuesto. Microsoft busca un pedazo del pastel de los netbooks o ordenadores pequeñitos y cucos pero modestos, que tan de moda están. Aunque hay ciertas dudas sobre su uso real más allá de la compra: este tipo de ordenadores se devuelven mucho más que la media, y además es muy probable que, debido a su bajo precio, haya gente que no los usa y tampoco los devuelve. En todo caso, la reacción de los usuarios ante la lentitud exasperante del Vista ha logrado que Microsoft preste, al fin, un poco de atención a afinar sus productos. Cuando el Vista salió al mercado, no funcionaba con fluidez en el 95% de los ordenadores de entonces. Eso no pasará con Windows 7.

Soy feliz propietario de uno de estos cacharrines y, la verdad, me agrada ver vídeos como éste en el que se muestra cómo correría Windows 7 en mi netbook:

La decisión de Microsoft de ofrecer una beta pública gratuita es también un quiebro en la carrera que la empresa mantenía desde los 80, creando productos sin contar con los usuarios. Parece que han aprendido de los errores, o, más bien, que se han dado cuenta del poder de la inteligencia colectiva.

Como ya he dicho, Windows 7 no está concebido para ordenadores obsoletos, pero sorprendentemente tira bastante bien. Al menos, en este foro dicen que han sido capaces de hacerlo correr sobre un Pentium II a 266MHz. Eso sí, con 96 megas de RAM. Tendremos que hacer algunas pruebas con el material que tenemos almacenado.

Publicado en Obsolescencia | 1 Comentario »


El futuro de Windows en los teléfonos | 4 de mayo de 2009 por paaq

Diego Calleja hace una acertada reflexión sobre la actualidad de los sistemas operativos para teléfonos móviles: Windows en la encrucijada de los teléfonos modernos. Vivimos tiempos interesantes, en los que los SO embebidos están comenzando a dar paso a sistemas operativos de verdad, con todas sus partes bajo un mismo paraguas de código, como el iPhone o Android. Microsoft, mientras tanto, cuenta con un producto obsoleto pero legiones de programadores para sus plataformas. Un futuro problema, una futura solución.

Etiquetas:    | Comentarios desactivados


El caso de la pegatina de Vista Capable

15 de abril de 2009 por paaq

La historia daría para una novela: un furtivo intercambio de emails y contactos personales entre ejecutivos de dos poderosas corporaciones multinacionales acaba con un acuerdo que putea a millones de consumidores. El tema se trata estos días en los juzgados de Seattle, y las pruebas que van saliendo a la luz parecen demostrar que hubo un acuerdo para que Microsoft rebajara las pretensiones de hardware del Windows Vista.

Este sistema operativo ha sido un quebradero de cabeza para Microsoft desde el primer día de desarrollo. Además de un considerable fracaso de marketing y una oportunidad para la competencia en el mundo de los sistemas operativos (gracias al Vista, algunos ordenadores se venden hoy con Linux) ahora Microsoft se enfrenta a los tribunales por lo que, en cierta medida, puede considerarse una falta de comunicación entre amigos.

Porque amigos son Microsoft e Intel, que dominan aplastantemente sus respectivos mercados, y se necesitan mutuamente para obsolecer sus productos a un ritmo adecuado. En 2005, Microsoft, que llevaba dos años de retraso en su nuevo sistema operativo, hizo los primeros anuncios sobre el hardware que necesitaría. Y se encendieron las alarmas en Intel, que por esas fechas comenzaba a vender un chip gráfico listo para integrar en la placa base, el 915. Era barato, pero poco potente, y, según se anunciaba, el Windows Vista necesitaría más buffer y más memoria para hacer uso de transparencias, tridimensionalidades y demás alardes gráficos.

Analicemos la situación: los ordenadores llevan ya media década con el mismo sistema operativo, y la estabilidad provoca que Intel enfoque sus esfuerzos en integrar y abaratar, no en añadir potencia al mismo precio, que había sido la estrategia hasta entonces. Mientras tanto, Microsoft pretende recuperar el terreno perdido estos años de pax xpiana, y anuncia que su próximo sistema operativo exigirá una máquina de altas prestaciones.

Hay que conocer la posición de Microsoft en el mercado de la informática para comprender la importancia de este anuncio. Miles de empresas, gobiernos y administraciones usan Windows por decreto (lo que nos cuesta dinero) y muchas veces las conferencias de Steve Ballmer no son charlas empresariales, sino anuncios de estándares cuya trascendencia alcanza a nuestras oficinas y casas. Por tanto, Microsoft vio que los ordenadores eran cada vez más baratos y la carrera de la potencia se estancaba, y apostó por un sistema operativo de altas prestaciones. A partir de ahí, el tema a juzgar: unas cuantas llamadas entre el propio Ballmer y altos ejecutivos de Intel, unos cuantos mails, y al cabo de unos meses las exigencias de Microsoft cedieron un poco. Lo justo para que toda la gama de tarjetas gráficas de Intel, integradas incluidas, entraran dentro del pijama de Windows Vista.

vista-capable

Este símbolo fue el que, convenientemente impreso en pegatinas, adornaría los ordenadores vendidos los meses anteriores al lanzamiento del Windows Vista, para asegurar a los consumidores que podrían actualizarse sin problemas. En las especificaciones de la propia web de Microsoft podemos leer que el minímo de RAM son 512 MB, por ejemplo. Hombre, si tienes un ordenador de 256 megas y te empeñas en correr Vista… pues es posible, sí, aunque irá muy lento. Eso fue lo que parece que pasó: Microsoft rebajó las pretensiones de hardware para contentar a sus amigos de Intel, pero la mayoría de los ordenadores que se vendieron con la dichosa pegatina eran incómodos de manejar.

Claro, ¿hasta dónde podemos decir que un ordenador funciona “bien”? ¿Esperar dos minutos para que un ordenador arranque es esperar demasiado? Si Windows Vista tiene funciones que requieren potencia, y otras funciones que no la requieren, ¿le ponemos la pegatina a un ordenador que sería capaz de correr Vista sin ostentaciones gráficas? Ni idea. Estos temas de usabilidad están alejados de la corte de Seattle, que se centra más bien en cosas como este mail que un jefazo de Intel dirigió a sus colegas en enero de 2006:

Esta noche me han llamado los de MS con noticias increíbles. Van a cambiar el Vista Capable (éste es el nombre real del programa) para incluir los chipsets 915/Alviso. Esto es un cambio de rumbo en los acontecimientos. Lo resultante es que TODOS los Chipsets Integrados de Intel serán soportados en el programa.

¿Cambió Microsoft de idea para contentar a Intel o porque descubrieron que, en realidad y empujando un poquito, Windows Vista cabía en ordenadores más pequeños? ¿Cómo puede ser un delito dependiendo de que lo hicieran por un motivo o por otro? Engañar a los consumidores no me vale como excusa, como consumidor me siento engañado todos los putos días y ni siquiera los call-tv son delito.

Así que, más que un problema de comunicación entre amigos como decía más arriba, parece que hubo un choque de estrategias. La obsolescencia a piñón fijo que tan bien funcionaba desde los años 90 le jugó una mala pasada a Microsoft, que ha desperdiciado un cartucho -la propia Microsoft recomienda hoy no actualizar los ordenadores con XP a Vista- mientras Intel atisbaba unas oportunidades que han explotado definitivamente con la moda actual de los netbooks y demás ordenadores modestos. Y que Dios bendiga América.

Publicado en Obsolescencia | 1 Comentario »


Extraños hacktrimonios: Nokia y Windows | 9 de marzo de 2009 por paaq

Extraños hacktrimonios: Nokia y Windows

Un hacker polaco ha realizado lo que ya se considera el hack más inútil de la historia: correr Windows 3.1 en un Nokia N95. Aquel Windows fue diseñado para los procesadores x86 y no para los ARM del teléfono, por lo que ha usado el emulador DOSBox. En fin, que quede constancia.

Etiquetas:      | 1 Comentario »


Common Building Block y la tecla de Windows

16 de enero de 2009 por paaq

Common Building Block es el nombre que recibe un conjunto de especificaciones y recomendaciones sobre el diseño de ordenadores portátiles propuestas por Intel. O sea, que si fabricas ordenadores, deberías echarle un ojo a la guía de diseño e integración de CBB (PDF, 6 MB y 47 páginas). Y si eres un simple usuario, estaría bien conocer un poco por qué los portátiles, que antaño solían diferir mucho unos de otros en su diseño, se van pareciendo cada día más cuando los ves todos juntos en los anaqueles de El Corte Inglés.

Ojo, no me refiero a las carcasas, que cada día son más bonitas y coloridas; hablamos de cosas como que, ahora, en la parte trasera del portátil ya no están los puertos USB, sino las baterías. Y las lectoras ópticas son casi todas iguales hoy en día ¿Te acuerdas de las bases de expansión que eran comunes hace doce años, cada una de su padre y de su madre? ¿Y de los portátiles que usaban trackballs en sitios raros en lugar de touchpad? Pues si hojeas el PDF enlazado arriba verás que las recomendaciones van desde la manera de colocar los componentes internos para maximizar el flujo de aire y enfriar el ordenador, hasta cuántos tornillos deben sujetar la pantalla.

cbb2

Recomendaciones sobre colocación de componentes y flujo de aire

La norma CBB ha traido, por tanto, un poco de racionalidad al proceloso mundo de los portátiles. De la misma manera que las piezas de los ordenadores de sobremesa son intercambiables por definición, la integración y la falta de estándares de sus hermanos pequeños eleva su factor de obsolescencia: un ordenador portátil es poco ampliable, puedes cambiarle normalmente la memoria RAM, el disco duro, y ya. Si quieres más funciones, a enchufar cosas externas. Y si se estropea un solo componente, todo el aparato suele acabar en la basura. Common Building Block asegura bastante compatibilidad entre las partes y eso beneficia a fabricantes, técnicos reparadores y consumidores.

¿Cuál es la pega? Pues que CBB no es un estándar negociado, sino una propuesta de una sola empresa, Intel, que podría tener intereses más allá del bien común. Qué malpensados somos, ¿verdad? Pues sigue leyendo…
Leer el resto… »

Publicado en Obsolescencia | 5 Comentarios »


Software libre para los equipos viejunos

26 de junio de 2008 por skotperez

Con esta entrada inauguramos una nueva categoría en obsoletos.org: software libre. Hemos dudado en llamarla sencillamente software pero luego, pensando un poco, nos hemos dado cuenta de que poco software propietario (decimos poco para no pillarnos los dedos) interesa más que el equivalente libre para un equipo viejito. Y ¿por qué es tanto así? Bueno, de entre los cienes y cienes de decálogos que circulan por la red a favor del software libre, casi siempre bajo la figura de Linux, y en contra del propietario, representado por Windows, aquí os dejamos un par de razones que atañen a los equipos antiguos, que tienen bastante que ver con aquello de la obsolescencia planificada:

Soporte y compatibilidad a largo plazo. Este punto, más que una ventaja del software libre es una desventaja del software propietario, por lo que la elección de software libre evita este problema. Al vendedor, una vez ha alcanzado el máximo de ventas que puede realizar de un producto, no le interesa que sus clientes continúen con el. La opción es sacar un nuevo producto, producir software que emplee nuevas tecnologías solo para éste y no dar soporte para la resolución de fallos al anterior, tratando de hacerlo obsoleto por todos los medios, pese a que este pudiera cubrir perfectamente las necesidades de muchos de sus usuarios.

Veanse diferentes versiones de Windows que dejan de ser soportadas por Microsoft o software de grabación que no admite nuevos modelos de grabadoras ópticas sin una actualización, aún cuando la grabadora nueva emplee el mismo mecanismo de grabación que la antigua.
Diez ventajas del software libre y propietario, en Abadía Digital

En The Linux Information Project desarrollan un poco más la idea de la robustez del software libre ante un posible ataque de la obsolescencia planificada. Además comentan que usando software libre nadie está obligado a actualizar a una versión nueva su producto ya que cada versión sigue atendida; al no inducir la necesidad de cambiar de software el hardware sigue siendo perfectamente útil:

There is little possibility that support for Linux will be discontinued at some future date due to planned obsolescence or for any other reason. This is because the source code will always be available to anyone who wants it, including individuals who provide support for free over the Internet and businesses which provide it for a fee. In contrast, with Microsoft Windows and other proprietary software for which the source code is usually kept secret, obtaining support becomes difficult (from both a technical and a legal point of view) if the developer decides to withdraw it (for example in order to try to force users to pay for upgrades to newer versions).

There is little or no fear of major obsolescence, planned or otherwise, with Linux. This is because the UNIX architecture on which it is based has been exhaustively tested and refined for more than 35 years and has proven to be extremely efficient, robust and secure. Improvements continue at a rapid pace, but new versions remain basically compatible with the underlying UNIX architecture.

There are no forced upgrades for Linux users. This because older versions continue to be supported (e.g., with the development of new security patches and device drivers) and because newer versions, if desired, are available for free (as is all free software) and are typically highly compatible with older versions. The developers of proprietary software, however, have strong financial incentives to engage in planned obsolescence, namely, in order to induce users of earlier versions to spend money to buy or lease new versions.

25 reasons to convert to linux, en The Linux Information Project

Hay gente que propone algunas soluciones ante la falta de soporte en versiones antiguas de Windows pero en nuestra opinión no es siquiera una elección por todos los motivos que os hemos contado. De todas maneras, si usar las versiones antiguas de alguna distribución no os convence, dentro del software libre podéis encontrar distribuciones compiladas específicamente para equipos antiguos, o poco potentes como la usada en el famoso proyecto One Laptop per Child del MIT, pero perfectamente actuales.

Debido a que cualquiera que tenga el conocimiento adecuado puede saber cómo es un programa por dentro si es software libre, puede modificarlo aligerándolo hasta conseguir un software adecuado a las capacidades de cualquier equipo.

Si queréis profundizar en las diferencias de base entre el software libre y el que no lo es podéis echar un vistazo a La Catedral y el Bazar (HTML | PDF, 358kB) de Eric S. Raymond, el rey de las metáforas.

De acuerdo a estas ideas, en próximas entradas iremos comentando algunas distribuciones de Linux adecuadas para equipos viejunos.

Publicado en Obsolescencia, Open Source | Comentarios desactivados