Formatos forzados: ondas

2 de febrero de 2011 por paaq

La obsolescencia suele ser impulsada por las empresas interesadas en fabricar y vender nuevos productos, pero en algunos casos son los gobiernos y estados los que empujan alguna tecnología al abandono por decreto. Estos apasionantes casos suelen conllevar consecuencias empresariales, sociales, mediáticas y económicas. A partir de hoy repasaremos algunos ejemplos de obsolescencia politizada, comenzando por algo tan actual como son las radiaciones no ionizantes. Que no, que no dan cáncer.

Nuestros gobiernos no suelen tener mucho que decir sobre los formatos que usamos para consumir información. El que quiera escuchar CDs, que los escuche; el que quiera leer un periódico, que lo lea. Pero hay una manera de transmitir información que ha de ser regulada por usar un recurso público y limitado: el espectro radioeléctrico. Las ondas, vaya, y no todas las ondas: la luz también puede ser considerada una onda electromagnética y ahí no se meten. Citemos las tablas de la ley española:

Artículo 3. Concepto de dominio público radioeléctrico.

A los efectos del presente reglamento, se considera dominio público radioeléctrico el espacio por el que pueden propagarse las ondas radioeléctricas. Se entiende por ondas radioeléctricas aquellas cuya frecuencia se fija convencionalmente por debajo de 3.000 gigahertzios que se propagan por el espacio sin guía artificial.

La utilización de ondas electromagnéticas de frecuencias superiores a los 3.000 gigahertzios y propagadas por el espacio sin guía artificial se somete al mismo régimen que la utilización de las ondas radioeléctrica, siéndole de aplicación lo dispuesto en la Ley General de Telecomunicaciones y en el presente reglamento.

Así que las ondas con una frecuencia entre 9 kHz y 3000 GHz se consideran portadoras de comunicación y merecedoras de ser legisladas. Ahí entran desde las emisoras de radio de larga distancia, de baja frecuencia, hasta televisión, móviles y satélites, como podemos ver resumido en este gráfico de la Britannica, pínchalo para verlo más grande:

Todos los gobiernos dignos de tal nombre regulan su espacio radioeléctrico, e incluso algunos que no, como demuestra el éxito de la telefonía móvil en Somalia. En realidad, en este mundo globalizado, hay estándares internacionales que se observan y trasponen a cada país; por tanto, un móvil o una televisión se pueden vender en todo el mundo, o, visto de una manera que espantaría a Marcuse, los consumidores podemos comprar cualquier móvil o televisor.

Y ¿qué son un móvil o un televisor? Pues receptores -o receptores-emisores- que se han de usar para acceder a la información. Estos aparatos son los traductores de toda esa infinitamente compleja, levísima, variación sinusoidal de los campos electromagnéticos a nuestro alrededor. Estas tecnologías suelen ser asimétricas, en el sentido de que hay unas emisoras -de radio, de tele- que emplean potentes equipos y enormes antenas y sistemas de repetición, y unos receptores asequibles que usará el, ya no comunicante, sino consumidor, responsabilizándose de su consumo y mantenimiento. Lo importante de esto es la asimetría entre el poder y medios de las empresas que generan las ondas y el de sus clientes. Un número reducido de compañías se reparten la mayoría de las ondas, al ritmo muchas veces de las adjudicaciones por motivos políticos. La comunicación es poder. Por tanto, es comprensible que los gobiernos le hagan más caso a estos grandes empresarios que a las masas iletradas, o incluso que al propio sentido común. En ocasiones, ante el avance de la tecnología, se produce una reordenación del espectro radioeléctrico que afecta tanto a los costosos sistemas de emisión como a los aparatos que tenemos en el bolsillo o en la mesilla del salón. Y, cuando tu tele se ha quedado obsoleta porque esos malditos burócratas decidieron que ya era hora, es bueno preguntarles por los motivos.

A partir de hoy recorreremos el espectro radioeléctrico pasando por la FM, por la televisión digital, por la telefonía móvil analógica o por la radio DAB. Tecnologías que han llegado a sufrir convulsiones y maltrato por parte de los gobernantes, que terminaban por afectarnos a Nosotros, Los Consumidores.

Publicado en Formatos, Obsolescencia | 4 Comentarios »


Debates tecnológicos: los politonos

17 de enero de 2011 por paaq

Obsoletos no es un blog geek, o no hacemos bandera de ello. Nos preocupa más la interacción de las personas normales con la tecnología. El sábado estaba yo cocinando con la radio puesta cuando en el programa de la Schblingbling se pusieron a hablar de politonos. Este tipo de tertulias se caracterizan por un nulo nivel  de conocimientos o preparación sobre el tema -la “campechanía necesaria” de los contertulios- y la obligatoriedad de plantearlo tras un evento -la excusa- recogido en los medios. En este caso, la excusa era que al rey de España le ha sonado el móvil en un acto oficial y el tono era la risa de un bebé.

Traducción: Un líder político ha afirmado que los medios, en lugar de informar a la gente, se limitan a hacerse eco de la ignorancia pública ¿Están de acuerdo nuestros televidentes? Escuchemos algunas voces de la calle...

La tertulia, en todo caso, me sirvió para recordar lo que entiende la gente por tecnología. Tres periodistas y un farandulero hablando de los sonidos de llamada de sus teléfonos. Para escucharlo, pulsa aquí y dale a partir del minuto 20.

Lo cierto es que entre las cinco personas que hablan retratan con bastante fidelidad el conjunto de nuestra sociedad: desde la beata de misa diaria hasta el modernillo petarda que vive del cuento. Desde la persona normal que un día intentó bajarse un politono y la frieron a SMS no solicitados durante un tiempo, hasta el frik que se los hace a partir de vídeos de Youtube.

Lo que me apena es que, tratándose de un programa de radio, no hayan profundizado un poco más. Se supone que la radio está llena de profesionales en esto de los sonidos, y los politonos son los sonidos con los que cada cual se identifica y autoafirma. Los obsoletos no comprendemos muy bien por qué querrías escuchar una canción cada vez que te llaman por teléfono (¿para odiarla al cabo de dos semanas? ¿para activar resortes paulovianos?) pero lo cierto es que el tono de llamada es una de las elecciones relacionadas con la tecnología más libres y populares. Otro día hablaremos de los politonos en sí mismos, pero hoy me quedo con una duda: ¿qué narices quería decir Mario Vaquerizo con lo de que los politonos caducan? Reproduzco sus palabras:

La única vez que se puso un politono, se puso un politono que se bajó de una cadena de televisión, que lo protagonizaba Belén Esteban, que era “estoy superfeliz, estoy superfeliz… coge el teléfono, que nos vamos pa Benidor” y era graciosísimo, pero lo que pasa muchas veces, esos politonos que te bajas de las cadenas de televisión, caducan. Dependiendo de las llamadas que recibas, caducan. Y a ella le caducó muy tarde porque…

¿Alguien sabe a qué se refiere?

Por supuesto, la viñeta es de XKCD

Publicado en Hallazgos | 5 Comentarios »


El radio facsímil, que fue el futuro

6 de julio de 2009 por paaq

Descubrimos gracias a Mariano una estupenda web para documentarse sobre formatos de comunicación obsoletos: el Dead Media Archive es una iniciativa del Departamento de medios, cultura y comunicación de la Universidad de Nueva York para hacer accesibles las investigaciones que llevaron a cabo los alumnos del curso de arqueología de medios que se impartió de enero a abril de 2008.

Con un formato de wiki, el DMA cuenta con más de sesenta dossieres sobre tecnologías de comunicación que se puede considerar oficialmente obsoletas: desde el dictado a una secretaria hasta el teléfono de coche, analizadas con el máximo rigor y abundante documentación. Están incluso algunas tecnologías falsas, como la fotografía espiritista, que tuvo cierta importancia (o credibilidad) desde 1860 hasta 1930. Pero la que más me ha llamado la atención en el primer vistazo es el periódico por FM o radio facsímil.

radioperiodico

Lo interesante de este formato es que fue el futuro durante casi un siglo. Las primeras experiencias para transmitir gráficos datan de 1842, con los primeros telégrafos capaces de plasmar en un papel un gráfico escaneado por líneas de Alexander Bain. En 1865 se puso en marcha el pantelégrafo, una máquina increíble que combinaba un pantómetro cuyos brazos se movían según la intensidad de la corriente, y que servía para comunicarse entre París y Lyon. En los años 20 del siglo XX se produjeron notables avances para el facsímil, como el radiofotograma sin hilos de Richard Hanger, que logró transmitir fotos de un lado al otro del Atlántico.

Pero los intentos para hacer de esta combinación de tecnologías un medio de comunicación de masas fueron infructuosos. La todopoderosa RCA desarrolló en 1936 un receptor de esta tecnología listo para ser instalado en cualquier casa. Estados Unidos era todavía más grande en aquellos años, y las redes de distribución de periódicos no podían abarcar cada calle y cada pueblo. Las ondas FM eran perfectas para llevar un periódico, o al menos una versión reducida, a cada casa de América donde llevar un cable hubiera sido imposible y ni las furgonetas podían llegar cada día. El invento, desarrollado a partir de las patentes de John, V. L. Hogan, contó con la colaboración de una docena de las empresas más importantes del momento en la comunicación, desde General Electric hasta el New York Times. De allí salieron máquinas del tamaño de pinballs que permitían escuchar la radio y, además, incorporaban una impresora que generaba un periódico en unos minutos, sintonizando la frecuencia correspondiente en FM.

Las causas del fracaso del facsímil de periódico por radio fueron un poco de todo: para empezar, el precio del papel donde imprimía la máquina comenzó siendo exhorbitante, de cientos de dólares el rollo. El tamaño tampoco era gran cosa: las primeras páginas tenían menos de ocho centímetros de ancho, y las interferencias y baja resolución no permitían mostrar imágenes de cierta calidad. Con esas limitaciones, la información recibida era necesariamente escasa y no compensaba la inversión. Aunque la FCC llegó a regular los estándares necesarios para el lanzamiento comercial del periódico por radio, nunca fue una tecnología adoptada masivamente. En el momento del ataque japonés a Pearl Harbor había cuatro estaciones emisoras de radio facsímiles.

Publicado en Links, Obsolescencia | 1 Comentario »


Vertederos digitales en la radio | 31 de marzo de 2009 por paaq

Estaba yo preparándome un colacao la noche del domingo cuando mi sentido obsoleto se activó: en Punto de fuga, programa de la Ser, hablaban con gente de Greenpeace de los vertederos digitales en África. Son once minutillos para una buena introducción acerca del tema.

Etiquetas: | Comentarios desactivados en Vertederos digitales en la radio


Obsoleto de la semana: Cildo Meireles

3 de marzo de 2009 por skotperez

Meireles fue premiado por el Estado Español con el Premio Velázquez de Artes Plásticas en 2008, expuso desde octubre de 2008 hasta el pasado enero nada más y nada menos que en la Tate Modern, y ahora está en Barcelona ocupando medio MACBA con sus instalaciones. 2008 ha sido el año de este brasileño.

Solemos dar el obsoleto de la semana a alguien que tiene cierta trayectoria en esto de trabajar con residuos tecnológicos. Meireles no la tiene, aún así una de las piezas de la exposición de Barcelona le ha abierto hueco en nuestra sección.

Cildo Meireles -- Babel

Babel, de Cildo Meireles. Sólamente la visión de esta torre de radios ya impresiona; imagináoslas en emisión simultánea.

Babel es un verdadero museo de de la radio en el que setecientos aparatos están emitiendo simultáneamente frecuencias mal sintonizadas. El vigilante que cuida de la instalación está bastante molesto con el señor Meireles, pero a los visitantes ocasionales les parecerá una belleza. Babel se puede visitar gratuitamente en la Capilla del MACBA hasta el 26 de abril de 2009. Si véis el siguiente vídeo con el volumen al máximo podéis haceros una idea del estruendo que hay constantemente en la sala.

Si os acercáis a la exposición no dejéis de entrar bien descalzos en la otra instalación de la Capilla del MACBA, también de Cildo: una cámara oscura con una capa de más de cincuenta centímetros de talco en toda su superficie.

Foto: ok-centrum

Publicado en Obsoletos de honor | Comentarios desactivados en Obsoleto de la semana: Cildo Meireles


Un par de colecciones

22 de enero de 2009 por paaq

Hoy llueve en Madrid, y los días de lluvia son estupendos para visitar museos. Así que os propongo dos museos virtuales, de ordenadores y radios.

El primero es la extensa RetroPágina de QReino, dedicada en principio al Sinclair QL y ampliada a lo largo de los nueve años que tiene de vida con la enorme colección de material gráfico y hardware que QReino ha ido coleccionando.

world-micro-ql

Sir Clive Sinclair lo aconseja, compre el QL ya con software en World-Micro de Madrid y tire por la ventana sus libros de programación

Nada mejor que el propio QReino para presentarnos este ordenador, que vivió a la sombra del famoso ZX Spectrum y fracasó comercialmente pese a sus ambiciosas características:

También Sinclair intentó hacerse un hueco en el reñido mercado profesional, con un ordenador que apareció en enero de 1984 (aunque sufrió algunos retrasos hasta llegar al público). Hablamos del esperado  QL  (Quantum  Leap). Fue considerado como el  ordenador profesional de Sinclair, representando un enorme salto cuantitativo y cualitativo con respecto al resto de las máquinas de la mencionada compañía.

Estamos frente a un ordenador totalmente diferente, muy potente (no utiliza el Z-80 de ZILOG como anteriores modelos de la compañía, sino que opta por un 68008 de Motorola), pensado para un uso más serio y con enormes posibilidades de ampliación, aunque con dos lastres iniciales: los microdrives (que restaban potencia al ordenador) y la baja calidad del teclado.

La cantidad de anuncios, reportajes, la lista de hardware periférico compatible con el QL, los manuales de programas, los diagramas de conectores… la RetroPágina es abrumadoramente completa, la web que todo ordenador mítico se debería merecer ¡Y lo mejor es que el QL supone sólo la mitad del sitio! La lista de reliquias informáticas que QReino ha ido adquiriendo con los años es de docenas de máquinas de docenas de marcas distintas. Hasta un Dragon 64 tiene. En 2003 se organizó una exposición en Salobreña, Granada, con una veintena de ordenadores de esta colección. Qué pena que no hayan salido más a ver mundo desde entonces, ¿no?

El segundo museo que visitaremos hoy está un poco más lejos, en Estados Unidos. Es la Página de las Radios de wa2ise, donde podremos viajar por el mundo de los receptores radiofónicos desde los años 30. Al igual que en el caso anterior, hay un aparato sustenta espiritualmente el sitio. En este caso, la All American Five, un tipo de receptor AM de cinco válvulas que se popularizó en Estados Unidos en los años 30. Era una radio diseñada para ser simple y barata, y muy hackeable: se podía usar indistintamente con corriente continua o alterna y se le podían sustituir la mayor parte de los componentes para mejorar su rendimiento. Por otra parte, se calentaban bastante y podían dar chispazos.

Las AA5 fueron fabricadas por cientos de empresas durante décadas, aunque no se popularizaron en Europa debido a nuestros 220 voltios. De este museo de la radio volveré a hablar, porque me está sirviendo para documentar un post futuro. De todas formas, os dejo deberes. Mirad esta foto:

meissner-9-1047a

Receptor FM Meissner 9-1047A, de los años cuarenta

¿Notas algo raro en esta radio?

Publicado en Links | 5 Comentarios »