Obsoleto de hoy: Dave Sieg y el Scanimate

8 de noviembre de 2012 por paaq

Esta colección de cabeceras del Telediario desde 1960 permite apreciar los avances técnicos del grafismo televisivo de las últimas cinco décadas. Desde el presumible señor con bigote que sujetaba, caña y sedal, esa bola del mundo sesentera, hasta esa impresionante coreografía de cosas blancas flotantes que acaban por componer las formas de los continentes en un ambiente asépticamente digital.

Estando claro que en el principio eran maquetas y trucos fotográficos, y ahora son ordenadores, ¿qué hubo en medio?

Vayamos a las cabeceras que comienzan en el 2:20 del vídeo. Tienen esa estética protoinformática, de circuito analógico y pantalla de fósforo, de patillas gruesas y pantalones de campana. Además, son un poco cutres: fondo negro, círculos que se aplastan, brillos sembrados a voleo… Efectivamente, son hijas de su tiempo, tanto estética como tecnológicamente. Se crearon en un sistema de computación analógica llamado Scanimate, que dominó en las televisiones de todo el mundo desde principios de los 70 hasta el advenimiento de la animación digital.

Scanimate no era un sistema asequible. A un precio de un millón de dólares de la época, era un armatoste con tantos paneles y botones que convertía cualquier estudio en el cuartel del malo de James Bond. Fue creado en Denver por la Computer Image Corporation, que fabricó una docena y tuvo la destreza de quebrar en cuanto hubo alternativas digitales.

Paneles de control de Scanimate en su época avanzada

Al comienzo, Scanimate cabía en dos racks, pero acabó ocupando media docena

El proceso comenzaba con una mesa de luz sobre la que se disponían las creaciones gráficas, logotipos, etc. Una cámara monocroma de escaneo progresivo transmitía la imagen a un monitor CRT a través de un ordenador analógico que mediante una panoplia de componentes era capaz de deflectar el haz de electrones del monitor y modificar los puntos en los que éstos impactarían en pantalla. De tal forma,  se podía deformar la imagen con una serie de efectos acumulativos que el operador controlaba enchufando y desenchufando cables. Posteriormente, otra cámara apuntaba a su vez al monitor y transmitía la imagen todavía monocroma a un colorizador analógico, que convertía niveles de gris en colores RGB. Todo el sistema estaba cuidadosamente sincronizado para acumular los efectos sin pérdida de calidad y sacar un vídeo en formato PAL o NTSC, pero también se podía usar para película.

Hasta entonces, el grafismo en televisión solía implicar unos cuantos dibujantes trabajando durante semanas, así que esta capacidad de mostrar en tiempo real las posibilidades del sistema debió enamorar a los clientes. Llegaban con su logotipo en una carpeta, lo colocaban en una mesa de luz, y al minuto podían ver toda una colección de futuristas efectos visuales. Sospecho que ese efecto de al jefe le ha impresionado está detrás de la hortera calidad general que desprende aquella época.

Uno de los operadores de Scanimate en Hollywood a finales de los 70 era Dave Sieg, que en 1993 consiguió hacerse con una de las máquinas originales, la montó en el sótano de su casa, y hoy administra una web de homenaje a Scanimate que está llena de amor. El siguiente vídeo, realizado por el propio Dave, reúne a una serie de operadores de Scanimate comentando algunos de sus efectos más característicos:

No dan la impresión de ser orgullosos pioneros de un modo de expresión que cambió el mundo. En cambio, sí parece que se lo debieron pasar pirata experimentando con el sistema. Estos personajes habían de saber de vídeo, de matemáticas, de diseño gráfico o de electrónica, pero al final las buenas ideas venían de un trozo de papel de aluminio o un rollo de papel higiénico. Una hora de uso de Scanimate salía por 2500 dólares de vellón, lo que probablemente explique por qué las cortinillas del Telediario tienen ese aspecto tan barato.

 

Publicado en Formatos, Obsoletos de honor | 1 Comentario »


Obsoleto de hoy: Jud Turner

19 de enero de 2011 por paaq

La modificación de objetos encontrados -found art- con fines escultóricos es una de las formas artísticas recurrentes en esta sección del blog, desde Kenny Irwin hasta Gabriel Dishaw. Pues bien, Jud Turner es un artista de Eugene, Oregón -el lugar con más polen de EEUU- que trabaja principalmente soldando y componiendo la basurilla que se encuentra.

Obedience, 1996, actualmente en la colección de arte de ¡Rosie O'Donnell!

Traduzco más o menos literalmente de su manifiesto: arte divertido de contemplar, pero que plantea implicaciones desconcertantes y significados enfrentados. Los temas: mortalidad, intersección de la naturaleza y la tecnología, el paso del tiempo, espiritualidad y sostenibilidad. Interesante, eso de la “espiritualidad”, concepto especialmente intangible en el ya de por sí intangible mundo del arte, pero que yo creo que llego a vislumbrar.

Wired, 2007

Publicado en Obsoletos de honor | 2 Comentarios »


Obsoleto de hoy: Franco Recchia

14 de diciembre de 2010 por paaq

Permítanme que cite algo que decía hace un año:

tuvimos dudas de si considerar a Kenny Irwin un artista o un friki de internet (¿es que hay que elegir?) hasta que vimos su obra a la venta. Sin duda, esos veintiséis mil dólares [precio al que vende sus obras] le acreditan como artista

Al contrario que Kenny Irwin, Franco Recchia es un señor serio, un maduro artista italiano de cuyas pintas nadie sospecharía. El señor Recchia se dedica a la escultura de pequeño formato. A veces usa componentes de ordenador, que es la excusa por la que podemos hablar de él, hoy, aquí. Los microsiervos hablaron de él el otro día e incluso a ellos les pareció excesivo el precio al que se venden sus obras. Pero qué sabrán esos geeks de arte, ¿verdad? Veamos:

Manhattan 3, compuesta por lo que parecen fuentes de alimentación

Franco vende obras como ésta en una web, ARTmine.com, y pide unos cuatro mil euros por cada una. Y… sí, se trata de componentes informáticos ensamblados para simular una maqueta de ciudad. Paralelepípedos rematados con antenas, materiales ligeramente extravagantes, un pelín de sentido compositivo… y hale, ya tenemos obra de arte ¿Demasiada cara dura?

Antes de seguir por ahí, me gustaría sacar a colación el caso de una estatua que el ayuntamiento de Palencia encargó para honrar a la ídola local Marta Domínguez, encargo que se ha caído por su propio peso este fin de semana tras haberse destapado una red de tráfico de sustancias dopantes. En este caso, el escultor local Luis Alonso Muñoz ya había realizado la obra, que supongo que ahora tendrá que refundir. La estatua iba a costar 48.000 euros ¿Es una estatua de una corredora diez veces más digna, o diez veces más valiosa, que una maquetilla hecha con fuentes de alimentación? Mejor todavía: ¿quién pagaría ahora mismo un solo euro por una estatua de Marta Domínguez?

Efectivamente, el arte es muy difícil de valorar. No hay un mercado de estatuas de Marta Domínguez -y si lo había, saltó po los aires anteayer- por lo que Luis Alonso habría ganado un dinero en base a un encargo inspirado no en la vocación artística, sino pueblerina. Digámoslo claro: esto era un pelotazo, y le ha salido mal al artista por los pelos. Nos produce pena y dolor que un artista se tenga que comer los mocos, pero aceptaremos que, al menos, Franco Recchia intenta tener un precio y ceñirse a él vendiendo sus obras en el mercado libre, mientras que artistas como Alonso Muñoz se ganan la vida conchabados con las administraciones públicas; ejecutores mediocres de las mediocres ideas de los políticos. Y sí, estoy generalizando mucho.

No sé si ha quedado claro, pero resumiré esta parrafada con un ole tus huevos, Franco, si consigues vender tus esculturas a esos precios. No seré yo quien critique el estilo ingenuo y severo, a lo Aldo Rossi, la cuidadosa ejecución de las uniones de los componentes, el pequeño tamaño -que siempre juega en contra de la credibilidad de la obra- o esos pedestales con patitas. Al fin y al cabo, no tengo ni idea de arte. Los microsiervos no se comprarían Manhattan 3. Los obsoletos tampoco gastaríamos dinero en algo que nos recuerda tanto al contenido de nuestras abarrotadas estanterías. Pero Franco Recchia es un artista, todos los artistas le parecen caros a alguien; los que viven de ello, como Recchia, le parecen baratos a alguien.

Publicado en Obsoletos de honor | 3 Comentarios »


Obsoleto de hoy: Ralf Schmerberg

10 de noviembre de 2010 por paaq

Hay quien dice en España “eres más feo que una nevera por detrás”. Pues bien, Ralf Schmerberg es un artista alemán que ha plantado en pleno Gänsemarkt de Hamburgo un iglú construido con frigoríficos. 322 neveras sobre una estructura metálica de cinco metros de alto, con una panoplia de cacharros viejos en su interior. La obra se titula El Derroche es la mayor fuente de energía y, en muchos aspectos, es algo que los obsoletos siempre hemos querido hacer.

Esa pantalla a la izquierda indica cuánta electricidad está consumiendo el conjunto de la obra. Para hacerse una idea de cómo es por dentro, mejor veamos un vídeo del proceso constructivo:

Frente al sobrio e industrial exterior, el interior recuerda al taller de Kenny Irwin. Tostadoras, microondas, enanitos de jardín… hasta un masajeador de pies he llegado a ver en el vídeo. Si quieres verlo, date muchísima prisa, porque la instalación se desinstaló ayer.

Lo encontré en laslentejas, la foto es de Snurb.

Publicado en e-waste, Obsoletos de honor | 2 Comentarios »


Obsoleto de hoy: Marko Vanhanen

2 de noviembre de 2010 por paaq

Si Finlandia es un país frío es sólo porque la nieve cubre sus campos de cuatro a siete meses al año. Pero ningún corazón es más cálido que el de un finlandés hacia las cosas que ama. Marko Vanhanen, natural de la bella Kangasala, se ha hecho famoso en internet en estos días gracias a su colección de reproductores de vídeo VHS. Más concretamente, gracias al vídeo en el que nos la enseña:

Más allá de las risas ahogadas por el macarrónico acento y el descuidado encuadre, pocos vídeos son capaces de mantenernos ocho minutos frente a una pantalla, en esta época de internet. Nótese que todo el vídeo se ha creado con métodos analógicos, desde el croma hasta la selección de estribillos de bandas sonoras. Una cosa queda clara: Panasonic y JVC son buenas marcas de VCR; Philips es mala. Ojalá lo hubiéramos sabido hace veinte años.

Pero Marko tiene mucho más que contarnos. Su afición por la electrónica le ha llevado a construir un ordenador a base de un viejo procesador Z80, cosa que cuenta en su web. Su canal de Youtube cuenta con casi mil vídeos en los que podemos ver desde sus proyectos electrónicos hasta la compra que acaba de hacer en el Lidl. Llevo media hora viendo vídeos y es agradablemente plácido -su voz desgranando sílabas en ese idioma incomprensible- y hasta ahora no he visto a otro ser humano que al propio Marko; lo atribuiremos a la baja densidad de población finesa.

Publicado en Obsoletos de honor | 7 Comentarios »


Obsoleto de honor: Alan Parekh y sus polímetros analógicos

24 de junio de 2010 por skotperez

A Alan se le ha olvidado sustituir el croma, pero el rojo pega con los cables positivos: ¿descuido o intención clara?

Alan Parekh es otro de tantos entusiastas de la electrónica que vuelca sus cacharreos en su página personal, Alan’s Electronic Projects. Además mantiene Hacked Gadgets, donde además de sus proyectos va reuniendo una base de datos de experiencias hackeras, que se nutre del foro que incluye la web.

En su página podemos encontrar manuales perfectamente detallados de hacks ya clásicos como el reloj construido con un disco duro. Quizás especialista u obsesivo de los relojes, el último hack de Alan consiste en tres polímetros análogicos, esos cacharros tan útiles arrinconados en los últimos tiempos por sus hermanos digitales, convertidos en un reloj.

Vía Neatorama.

Publicado en Hackeos e ideas, Obsoletos de honor | 3 Comentarios »


Obsoleta de honor: Lucy Sombra

7 de junio de 2010 por skotperez

Hoy han estado amenizándonos la comida Lucy Sombra y la pornoterrorista Diana, dos viejas conocidas de Basurama. Los seguidores del blog de Basurama conoceréis a Lucy por la serie de entradas que escribió sobre la Tienda Gratis de Manresa hace unas semanas.

Entre sus muchas inquietudes se encuentra el streaming de vídeo; además de teorizar largo y tendido sobre su potencial como herramienta de subversión de los códigos establecidos, Lucy, cuando se le estropea algún conector, aprovecha para ponerse guapa.

Publicado en Low-fi y artesanía, Obsoletos de honor | 2 Comentarios »


Obsoleto de honor: Antonio Ortiz y sus alumnos

14 de mayo de 2010 por manu

Hace dos días conocí a Antonio Ortiz en un típico bar madrileño. Hablando de los panes y los peces me acabó contando que se dedica (entre otras cosas) a las clases de informática y que había construido un ordenador dentro de un microondas.

-El botón de encender el micro es el que enciende el ordenador, me dijo.

Rápidamente le pedí que me mandara alguna foto. Y aquí están.

Desde Obsoletos aplaudimos toda iniciativa que busque desarrollar los conocimentos básicos sobre hardware y software que hagan a los usuarios más independientes y por tanto más antiosbolescentes.

Si has conseguido que la antigua nevera de tu abuela tenga conexión a internet, has construído un “portatil” metiendo un ordenador en un maletín o caja o has conseguido meter un viejo ordenador en una jaula más pequeña que la que usamos nosotros mándanos tu tratos, que estaremos encantados de publicarlos.

Publicado en Iniciativas, Obsoletos de honor | 4 Comentarios »


Obsoletos de honor: Kareem, Pelé y Andretti

17 de marzo de 2010 por juan

En agosto de 1975, Fairchild Semiconductor lanzó al mercado la Channel F, la primera consola con cartuchos reales de juegos.

La compañía Atari estaba perdiendo terreno, los beneficios del pong bajaban y no tenían la financiación necesaria para que su prototipo de cartuchos intercambiables viera la luz. Los responsables de Atari tuvieron que vender la compañía al grupo Warner Communications y dos años después, en 1977, la Atari 2600 fue lanzada al mercado.

Para garantizar su éxito no dudaron en poner toda la carne en el asador:

En este anuncio podemos ver a tres de los más grandes deportistas de todos los tiempos: Kareem Abdul-Jabbar, Pelé y Mario Andretti echándose unos vicios… los maravillosos doblajes hacen que la experiencia audiovisual sea completa.

Lo sucedido a continuación es historia viva: el gigante norteamericano dominaría el mundo del entretenimiento electrónico durante los ochenta, para ser triturado por sus competidores nipones en los noventa.

Mientras tanto los Bulls devoraban los restos del show time angelino; Italia y Argentina ganaban los mundiales de 1982 y 1986 ante la incredulidad de la torcida brasileña y… y el que sepa lo que pasó con Andretti que haga el favor de decírmelo que me ha entrado curiosidad.

El vídeo me lo encontré dando un paseo por entre los artículos de Jugones, un delicioso blog de baloncesto llevado por dos amigos gallegos.

Publicado en Obsoletos de honor | 6 Comentarios »


Obsoleta de honor: Laurie Anderson

11 de enero de 2010 por manu

Laurie Anderson es una artista (poetisa, dibujante, escultora, música) que comenzó a ser conocida por las performances experimentales que realizó entre finales de los ’60 y los ’70. Fuera de los ámbitos artísticos alcanzó el éxito popular con su single O Superman, que alcanzó el número 2 de las listas de éxitos de Reino Unido en 1981. Además -pero esta es ya sólo un dato curioso- es la mujer de Lou Reed.

La razón por la que Laurie Anderson tiene a partir de hoy un lugar en este blog y en nuestros corazones es por los diversos aparatos electrónicos que ha ideado.

Empecemos por el traje que empleó en Drum Dance. Sí amigos, nosotros pensábamos que habíamos inventado algo con el Soylent Drum pero resulta que esta señora ya en 1986 tenía un trasto mucho mejor que el nuestro. Y encima lo sabe usar mucho mejor.

Se trata de un traje que produce sonidos de percusión cuando es tocado en ciertos puntos. El principio es bastante parecido aunque no el mismo que el de nuestra batería humana: al principio del video que hay a continuación, puedes ver que Laurie lleva una especie de sensores o elementos conductivos en sus manos. Cuando estos elementos tocan alguno de los otros que hay distribuidos por el traje se cierra un circuito y se produce un sonido. Digo que el principio es “bastante parecido aunque no el mismo” porque en nuestro caso el circuito se cierra gracias a la capacidad conductiva que tiene el cuerpo humano, mientras que en el traje de Laurie Anderson parece que el circuito pasa sólo por los cables que hay debajo del traje. Si te fijas hay algunos momentos, como por ejemplo en el minuto 0:33, donde se ven los cables que salen por la parte de abajo del pantalón.

Otro de sus aparatos y para mi muchos más ingenioso si cabe que el traje es su Tape-bow violin. Fue creado por Laurie Anderson y construído por Bob Bielecki en 1977. Se trata de un violín que lleva incorporado un lector de cintas  magnéticas en el puente. A su vez el arco con que se toca tiene una cinta magnética grabada en lugar de pelos. Al pasar el arco por el violín se reproduce la grabación de la cinta, permitiendo todo tipo de loops de sonido en función de como ataque el arco al instrumento.

Por ejemplo en el mismo video de antes, que pertenece a la película Home of the Brave, Laurie aparece en el minuto 6:45 reproduciendo una frase grabada por el escritor William S. Burroughs: Listen to my heartbeat. Laurie Anderson fue modificando el instrumento a lo largo del tiempo, llegando a cambiar la cinta magnética por grabaciones en formato MIDI que se activaban al entrar en contacto el arco y el instrumento.

tapebowviolin

Una de las escasas imágenes que puede encontrarse del instrumento

De su Talking Stick no hablaré hoy, ya que no he encontrado nada más allá de esta breve descripción en la Wikipedia.

Conocí a Laurie Anderson gracias a Pozo la otra noche. Gran noche, por cierto.

Publicado en Obsoletos de honor | 2 Comentarios »


Nunca es tarde para la reutilización electrónica | 26 de octubre de 2009 por paaq

Nunca es tarde para la reutilización electrónica

Un jubilado malagueño pasa su tiempo construyendo aparatos electrónicos con piezas reutilizadas. Esta noticia en lainformación.com nos llevó al blog del hombre, Las cosas de Llanera, donde deja testimonio gráfico del producto de su afición. Atención al plóter.

Etiquetas:      | 1 Comentario »


Red Special, la guitarra de Brian May

24 de septiembre de 2009 por paaq

Uno de los titanes del rock más admirados por estos lares es Brian May, peludo, doctor en astrofísica y rector de la Universidad John Moores. Y guitarrista de Queen en sus tiempos. Un parto aprovechado que ha compuesto algunas de las mejores canciones para aullar borracho a la luz de la luna.

Hace un tiempo que hablamos de Carlos Rey, ingeniero y amigo de la casa que se construyó su propia guitarra hace cosa de cuarenta años. Pues ya es algo que tienen en común Brian May y él. El británico se construyó una guitarra en 1963, y ésa es la guitarra de Brian May, a secas. Con ella aprendió a tocar, ha grabado todos sus discos y actuado en conciertos. Por supuesto, una guitarra así tiene nombre: la Red Special.

Brian May con su guitarra

Brian May con su guitarra

Situémonos a las afueras del Londres de 1963. El joven Brian, de 16 años, escucha en la radio canciones que no puede reproducir con la guitarra acústica que tienen en casa. Las guitarras eléctricas son muy caras. Su padre Harold, ingeniero eléctrico, le propone construir una. Los años siguientes son un permanente work in progress, añadiendo elementos cuando se tienen a mano. El puente formaba parte de una chimenea de caoba de derribo, los muelles del trémolo son de una moto, los fonocaptores se hicieron con un alambre enrollado, pero no daban buen sonido y hubo que comprar unos comerciales. El objetivo fue siempre conseguir una guitarra de calidad, con un sonido concreto que sólo estaba en la mente de Brian y que salió a la luz décadas después con sus grandes solos y riffs para Queen. El último añadido fue el descubrimiento de que usar una moneda de seis peniques como púa aportaba un sonido más limpio.

El producto final

El producto final

Dada su condición de objeto mítico del rock&roll, la Red Special ha sido objeto de singular cuidado por parte de su dueño. Durante las giras una persona se encargaba exclusivamente de su transporte y mantenimiento, y desde finales de los noventa ha sido restaurada un par de veces por alguno de los mejores luthiers británicos.

De hecho, la Red Special ha salido tan buena que mucha gente quiere una igual. Brian May colaboró con la marca de guitarras Guild para construir réplicas comerciales, que se pusieron a la venta en 1984 con el nombre de BMH1. Ha habido otras iniciativas parecidas, y muchos artesanos en todo el mundo son capaces de replicarla.

Plano del trémolo

Plano del trémolo

Este y otros planos se pueden encontrar fácilmente en la red. En este caso, lo he sacado de un blog dedicado a la construcción de una Red Special. Bucear por los foros nos aportará toda la información que necesitemos ¡Manos a la obra!

Publicado en Hackeos e ideas, Obsoletos de honor | 10 Comentarios »


Obsoleto de hoy: Kenny Irwin, el loco del turbante

21 de septiembre de 2009 por paaq

Hace poco hablábamos de las posibilidades creativas de la destrucción, y mira por donde esa línea nos ha llevado a descubrir una de las personalidades más inclasificables de internet. Un artista que une oriente y occidente, lo cósmico y lo técnico, Kabul y Palm Springs. Pero empecemos por el principio: leyendo en menéame una nota sobre una obra de arte realizada con un OLPC pasado por el microondas. Velaquí:

OLPCSSlug

OLPCSSlug

Sí, es como… un gusano con ojos… saliendo de un ordenador destrozado… Sí, algo así. Es tan feo como parece, vaya, no esconde nada. Esta obra de arte está a la venta en eBay por 26.001 dólares. Un chollo, al precio que está el dólar. El autor se llama Kenny Irwin; ahora deberíamos llamarle Hassan, pues hace más de un año que tiene nombre musulmán, pero al parecer no se termina de acostumbrar.

El artista, en lo alto de un peñasco

El artista, en lo alto de un peñasco

Kenny no tiene web personal, pero sí una gran presencia en internet. Su cuenta en flickr alberga treinta y pico mil fotos, y la de youtube más de trescientos vídeos. El hombre está orgullosísimo de ser la 615ª persona más famosa de internet (¡sentimos mucho no haberte descubierto hasta hoy, Kenny!) y desde luego hay que reconocerle que se lo ha currado.

El padre de Kenny Irwin mantiene un rancho-hotel en Palm Springs donde, al parecer, se han alojado muchas celebrities desde que abrió hace cuarenta años. En ese ambiente liberal y creativo debió crecer el bueno de Kenny, cuyo destino estaba marcado: gastar mucho dinero y hacerlo de manera muy creativa ¿Un ejemplo? Nuestro amigo es autor del mayor montaje doméstico de luces de navidad de todo el mundo, al que él denomina Robochristmas y lleva ampliando desde los años 90. Lo tiene en el jardín de su casa y cada año llegan reporteros de TV de más lejos. Esa capacidad de proclamarse musulmán y pasarse semanas montando un belén… ¿no es deliciosamente californiano?

Setenta millones de bombillas

Setenta millones de bombillas alcanzó en la edición de 2008

Pero hoy no veníamos a hablar de las aficiones de Kenny. El buen hombre monta en helicóptero, hace esquí acuático, sigue el fútbol americano, turismo científico, MTV Punjab… o sea, que no acabaríamos nunca. Como artista, los robots y la estética centroasiática están muy presentes en su obra ¿Cómo se come eso? Vean este vídeo (no es necesario verlo hasta el final, es sólo para una breve inmersión en el universo estético de Kenny), los mejores robots pakistaníes del mundo:

Vale. Ahora ya estamos un poco más sintonizados. El discurso de Kenny se basa en el uso de los elementos más pop del mundo occidental inscritos en escenas del mundo musulmán, aprovechando a la vez elementos inequívocamente musulpop como los autobuses pakistaníes. Si lo piensas, es asombrosamente simple, quiero decir… somos mil millones de personas a cada lado del muro, y este hombre es el primero que se sienta a horcajadas. Su obra mantiene un escrupuloso respeto hacia todas las formas de religión o creencia, otro rasgo muy californiano; supongo que Kenny habrá tenido que dar muchas explicaciones a sus vecinos sobre su turbante y su barba, que no se dejó crecer por haber sido educado de aquella manera, sino tras viajar y reflexionar. Además escribe muy mal en inglés, y no sabemos si es parte del personaje -aportando esa ingenuidad del que no posee del todo aquello que dice- o es que fue escolarizado en casa.

La creación que nos permite hablar de Kenny en Obsoletos -porque a los amigos ya se lo hemos enseñado, y nos hemos pasado el fin de semana viendo sus vídeos- es su robot microondas: AMIR9000. Es una especie de escultura funcional hecha con una docena larga de microondas y luces de colores en el patio de casa, creada para torturar todo tipo de objetos:

Kenny, o Hassan, ha achicharrado más de doscientos objetos, mientras lo grababa en vídeos que están a nuestra disposición ¿Es más divertido ver morir un iPhone en un microondas o en una trituradora? Internet nos proporciona la respuesta, bendito siglo XXI. Por cierto, aquí está el vídeo de la creación de la obra de la primera foto del post, todo un OLPC destrozado al ritmo del magnetrón.

Y lo más interesante: tuvimos dudas de si considerar a Kenny Irwin un artista o un friki de internet (¿es que hay que elegir?) hasta que vimos su obra a la venta. Sin duda, esos veintiséis mil dólares le acreditan como artista. Uno de los más originales y productivos de los que hemos tenido noticia, y en cuyo taller hay una estantería con ojos de taxidermista, media docena de teclados de juguete encima de la mesa (ver el final del vídeo del OLPC) y cientos y cientos de cosas que cualquier novia llamaría basura y que a nosotros, qué quieres, nos hace sentirnos como en casa.

Publicado en Obsoletos de honor | 1 Comentario »


Obsoleto de hoy: Gabriel Dishaw y sus zapatillas

15 de septiembre de 2009 por paaq

Hace tiempo que en este blog recogemos las creaciones artísticas sobre la obsolescencia electrónica. Nuestros obsoletos de honor hacen lo que nos gustaría hacer a nosotros si tuviéramos tiempo y maña. Hemos aprendido a ver y apreciar esa estética: de zinc y placa verde, de alambres y componentes colgando, de plástico de carcasas. Tengo la impresión de que es un movimiento con futuro, llámame optimista, pero veo una clara evolución desde las primeras instalaciones de Nam June Paik hasta el WEEE Man, que celebra la propia corporeidad del aparato. Estoy intentando hablar de temas puramente formales: diría que los artistas están empezando a domar una estética.

Nuestro personaje de hoy entronca esta estética de cables y trozos metálicos con otro mundo, tan alejado como apasionante: las zapatillas deportivas. Personalmente y como diseñador, es un tema que me apasiona y procuro mantenerme al día, leyendo blogs como el de Seize 9. Hay mucho material en el mundo de las zapatillas, ¿sabías que Nike lanza cada día varios modelos? Suelen ser reinterpretaciones de versiones de modelos famosos, creadas con algún color o textura especial en honor a algún acontecimiento peregrino. Se venden en ediciones especiales, a cientos de dólares, en tiendas selectas donde van los raperos más famosos a comprarlas de noche para lucirlas en algún partido de basket. El hip hop, el baloncesto, el rap, y todas esas manifestaciones de la cultura urbana crean el fermento para una movida zapatillera de lo más activa. Muchos grandes graffiteros han podido diseñar zapatillas para marcas de primer orden.

Y aquí tenemos a Gabriel Dishaw. Oriundo de Indiana, artista de la escultura y artesano de la reutilización. Este hoosier comenzó a dar forma a la basura en el instituto, y ahí sigue hoy a sus casitreinta. Todo su trabajo consiste en esculturas realizadas con basura electrónica, y me han llamado la atención sus zapatillas.

Primera zapatilla de Gabriel Dishaw: Junk Dunk

Primera zapatilla de Gabriel Dishaw: Junk Dunk

Aunque tuvo que destrozar una zapatilla de verdad para su primera obra en este campo, el resultado debió parecerle suficientemente interesante como para continuar. La segunda versión le salió mucho más acabada; había domado la estética.

Segunda versión de Junk Dunk, "más limpia" en palabras del artista

Segunda versión de Junk Dunk, "más limpia" en palabras del artista

Hoy en día, Gabriel construye réplicas de zapatillas reales, lo que en ese mundo es muy importante: allí Nike o Adidas es el artista, y cada zapatilla tiene un nombre y excusa o razón de ser. No hay reflexiones de índole artística detrás de cada zapa, pero sí una voluntad de ubicación a medio camino entre la ontología y el marketing.

Frankenstein Terminator

Frankenstein Terminator

La última creación de Gabriel Dishaw son las Frankenstein Terminators, una interpretación metálica de las Nike Terminator, un clásico de la marca americana de 1985. En una atención al detalle digna de una edición especial de zapatillas, Gabriel ha construido también su caja y etiquetas para ofrecer una especie de arte à la marketing. Por lo que hemos leido en su blog, lo próximo serán unas Nike Blazer, otro modelo aún más mítico de 1973.

Publicado en Low-fi y artesanía, Obsoletos de honor | 4 Comentarios »


Obsoletos de honor: Bret McKenzie y Jemaine Clement

31 de agosto de 2009 por skotperez

Gracias a Juan retomamos la sección Obsoletos de honor, que tenemos un poco abandonada. Este fragmento del quinto capítulo de la segunda temporada de Flight of the Conchords, la serie musical de los neozelandeses Bret McKenzie y Jemaine Clement. Los instrumentos de los dos piezas merecen toda vuestra atención, y la canción… bueno, dependiendo de la situación sentimental de cada cual.

Publicado en Obsoletos de honor | Comentarios desactivados


« Entradas Anteriores