Obsoleto de hoy: Dave Sieg y el Scanimate

8 de noviembre de 2012 por paaq

Esta colección de cabeceras del Telediario desde 1960 permite apreciar los avances técnicos del grafismo televisivo de las últimas cinco décadas. Desde el presumible señor con bigote que sujetaba, caña y sedal, esa bola del mundo sesentera, hasta esa impresionante coreografía de cosas blancas flotantes que acaban por componer las formas de los continentes en un ambiente asépticamente digital.

Estando claro que en el principio eran maquetas y trucos fotográficos, y ahora son ordenadores, ¿qué hubo en medio?

Vayamos a las cabeceras que comienzan en el 2:20 del vídeo. Tienen esa estética protoinformática, de circuito analógico y pantalla de fósforo, de patillas gruesas y pantalones de campana. Además, son un poco cutres: fondo negro, círculos que se aplastan, brillos sembrados a voleo… Efectivamente, son hijas de su tiempo, tanto estética como tecnológicamente. Se crearon en un sistema de computación analógica llamado Scanimate, que dominó en las televisiones de todo el mundo desde principios de los 70 hasta el advenimiento de la animación digital.

Scanimate no era un sistema asequible. A un precio de un millón de dólares de la época, era un armatoste con tantos paneles y botones que convertía cualquier estudio en el cuartel del malo de James Bond. Fue creado en Denver por la Computer Image Corporation, que fabricó una docena y tuvo la destreza de quebrar en cuanto hubo alternativas digitales.

Paneles de control de Scanimate en su época avanzada

Al comienzo, Scanimate cabía en dos racks, pero acabó ocupando media docena

El proceso comenzaba con una mesa de luz sobre la que se disponían las creaciones gráficas, logotipos, etc. Una cámara monocroma de escaneo progresivo transmitía la imagen a un monitor CRT a través de un ordenador analógico que mediante una panoplia de componentes era capaz de deflectar el haz de electrones del monitor y modificar los puntos en los que éstos impactarían en pantalla. De tal forma,  se podía deformar la imagen con una serie de efectos acumulativos que el operador controlaba enchufando y desenchufando cables. Posteriormente, otra cámara apuntaba a su vez al monitor y transmitía la imagen todavía monocroma a un colorizador analógico, que convertía niveles de gris en colores RGB. Todo el sistema estaba cuidadosamente sincronizado para acumular los efectos sin pérdida de calidad y sacar un vídeo en formato PAL o NTSC, pero también se podía usar para película.

Hasta entonces, el grafismo en televisión solía implicar unos cuantos dibujantes trabajando durante semanas, así que esta capacidad de mostrar en tiempo real las posibilidades del sistema debió enamorar a los clientes. Llegaban con su logotipo en una carpeta, lo colocaban en una mesa de luz, y al minuto podían ver toda una colección de futuristas efectos visuales. Sospecho que ese efecto de al jefe le ha impresionado está detrás de la hortera calidad general que desprende aquella época.

Uno de los operadores de Scanimate en Hollywood a finales de los 70 era Dave Sieg, que en 1993 consiguió hacerse con una de las máquinas originales, la montó en el sótano de su casa, y hoy administra una web de homenaje a Scanimate que está llena de amor. El siguiente vídeo, realizado por el propio Dave, reúne a una serie de operadores de Scanimate comentando algunos de sus efectos más característicos:

No dan la impresión de ser orgullosos pioneros de un modo de expresión que cambió el mundo. En cambio, sí parece que se lo debieron pasar pirata experimentando con el sistema. Estos personajes habían de saber de vídeo, de matemáticas, de diseño gráfico o de electrónica, pero al final las buenas ideas venían de un trozo de papel de aluminio o un rollo de papel higiénico. Una hora de uso de Scanimate salía por 2500 dólares de vellón, lo que probablemente explique por qué las cortinillas del Telediario tienen ese aspecto tan barato.

 

Publicado en Formatos, Obsoletos de honor | 1 Comentario »


¿Es mejor reparar un frigorífico o fabricar uno nuevo? | 19 de mayo de 2011 por paaq

En eco-lab de elpais.com hablan de un estudio del MIT que confronta la sustitución y la reparación de productos cotidianos. Este estudio analiza la energía consumida en la fabricación, uso y reciclaje de 25 productos, desde neumáticos hasta ordenadores. La conclusión es que… algunas cosas vale la pena repararlas, y otras -como las neveras- pueden mejorar tanto su eficiencia energética de uso, que es mejor sustituir una vieja. El estudio original está aquí, 35 dólares por 48 horas de acceso ¿No es un poco caro?

Etiquetas:      | 8 Comentarios »


El sábado tenemos una cita en Retro Encounter

6 de abril de 2011 por paaq

Dice Maldonado que el sábado va a hacer un día soleado en Madrid. Ideal para acercarse al Campus Sur de la Politécnica a… ¿retozar bajo los pinos y pimplarse una litrona? ¡No! A encerrarse en la Escuela de Informática, y gozar carnalmente con el hardware y el software que nos ofrece Retro Encounter 2011. Este acto, organizado por vieju.net toma el relevo de RetroMadrid, que se toma un descanso, y es el punto de encuentro para aficionados a la informática retro de esta primavera. Por mi parte, no pienso perderme el Torneo Puyo pop de Neo geo pocket.

Publicado en Iniciativas | 3 Comentarios »


Obsoletos en Baquía TV

28 de febrero de 2011 por paaq

Hace unos días estábamos limpiando y reordenando el espacio basuramístico, cuando apareció Carlos Otto para hacernos una entrevista para Baquía TV. Y el vídeo ya está montado y online -aunque no he podido insertarlo sin resubirlo a Vimeo- así que aquí estamos, ocho minutos:

Ninguno nos vemos guapo, pero lo único cierto es que la cosa nos pilló un poco empanados -desorientados, amigos transatlánticos- y que en la lista de entrevistas vamos detrás del gran Mario Tascón, lo que nos llena de orgullo y satisfacción.

Publicado en Así va Obsoletos | 9 Comentarios »


El Cybiko, un gadget que no llegamos a querer | 16 de febrero de 2011 por paaq

Cuentan en Teknoplof la historia de un ordenador de mano que apareció en el año 2000 y del que muchos no habíamos oído hablar: el Cybiko. Un interesante caso de obsolescencia por riada, pues aunque el Cybiko recogía todas las tecnologías de su época a un buen precio, los avances en las PDAs lo dejaron enorme, engorroso e inservible en tres años: en ese tiempo, la informática de bolsillo adoptó las pantallas en color, el wifi y comenzó a converger con la telefonía.

Etiquetas: | 4 Comentarios »


Phantom of the Floppera

14 de febrero de 2011 por paaq

Hace menos de una semana apareció este vídeo en Youtube: un órgano de disquetes tocando la Tocata y fuga en re menor de Bach, más conocida como la canción del Fantasma de la ópera. Y prontito va a llegar al mágico número del millón de visualizaciones.

Las cuatro disqueteras, dos de 3 y 1/1 y dos de 5 1/4, están conectadas a un microcontrolador PIC que lee archivos MIDI. En la descripción del vídeo en la página de Youtube está más detallado.

Publicado en Hackeos e ideas | 5 Comentarios »


Echamos de menos a los viejos Nokia

11 de febrero de 2011 por paaq

Como decía Miki en un comentario hace unos días, corre por internet una tabla comparativa entre el Iphone 3G y el veterano Nokia 3310, a raíz de los habituales capados a los que Apple somete a sus productos. Hela aquí:

Ah, el viejo 3310. Tan robusto que se desgastaba ¿Te acuerdas cuando las cosas tenían tiempo a desgastarse, golpe a golpe, antes de morir de algo más grave? Mis últimos móviles no han pasado por ahí: o bien una tecla dejaba de funcionar de repente y para siempre, o bien el aparato moría a la primera estocada del destino. Un Nokia de los 90 te decía cuánta vida llevaba encima. Y… ¿es cosa mía o la primera en joderse solía ser la tecla 4?

Enlazamos así con la idea de Lekki, una empresa francesa que ha sabido ver el futuro y vende dos teléfonos: el Lekki StarTAC y el Lekki 3210. Ambos copias de modelos míticos en nuestros bolsillos. Yo le tengo debilidad al StarTAC, con ese rollo de narcotraficante que se trae, pero es el Nokia 3210 el que parece estar en el alma de la gente, a juzgar por la popularidad que ha tenido la noticia.

Lo cachondo es que respetan el logo y todo

Creo que en España fue más popular el 3310, el de la comparativa de arriba, que es más gordito y supongo que más barato en su día. Hablemos de pasta, por cierto: 85 euros por el 3210 y 150 euros por el StarTAC es lo que piden. Así que, desgraciadamente, y teniendo en cuenta lo que se consigue hoy en día por ese precio, ya sabemos dónde va a acabar esta iniciativa empresarial.

Publicado en Iniciativas, Obsolescencia | 7 Comentarios »


Adios, cassette en el coche, adiós

11 de febrero de 2011 por paaq

Reconozco que esta despedida me ha pillado un poco por sorpresa. Dicen en Ballesterismo que ya no se venden reproductores de cintas en los coches nuevos, al cesar la producción del Lexus SC 430, que ofrecía como opción un equipo de audio con cargador de CDs y reproductor de cassettes.

Así que he echado un vistazo a las típicas tiendas online de productos electrónicos y, efectivamente, parece que ya no los venden con el coche ni sin él; es imposible comprarle un radiocassette nuevo al carro. De segunda mano se puede encontrar de todo, desde radios cutres por cuatro duros hasta equipos de lujo en su día.

Dos de las posibilidades que en 1987 tenían los alemanes para disfrutar del sonido en un Renault Supercinco

Personalmente, no voy a echarlo nada de menos. Mi primer coche, veterano hace ya doce años, contaba con una entrada de audio a la que enchufar el MP3, el discman o lo que fuera, así que nunca he usado una cassette en carretera.  Recuerdo, de niño, el terrible bucle Mecano – muiñeiras- Juanito Valderrama que amenizaba nuestros viajes en familia; las tres cintas que había en el coche. Pero bueno, comprendo el concepto. Lo del cargador de CDs, en cambio, siempre me pareció surreal: albergar tal trasto en el maletero es tan útil como tener la guantera bajo el capó.

Debe ser por esta falta de cariño que no me he preocupado mucho de trazar la historia del radiocassette para el coche. A grandes rasgos, comenzó a implantarse desde que Philips comenzó a fabricar cassettes a mediados de los 60, y tuvo una vida longeva hasta bien entrados los 90, pues los primeros lectores de CDs tenían problemas con las vibraciones y movimientos propios de un vehículo.

Eestoy seguro de que alguno de vosotros tendrá historias que contar sobre su radiocassette ¿Lo sacabas al aparcar el coche en la calle para que no lo robara un quinqui? ¿Tenías una caja especial para las cintas adaptada a la guantera? ¿Grababas canciones de la radio para luego escucharlas en el coche?

Publicado en Obsolescencia | 16 Comentarios »


Stracraft II

8 de febrero de 2011 por paaq

En el mundo de los videojuegos, a veces sucede que un proyecto se publicita demasiado antes de llegar a puerto. Starcraft revolucionó los juegos de estrategia en tiempo real en 1998, y el año pasado, tras muchísima espera y expectación, salió Starcraft II.

Recuerdo las tardes en el ciber, jugando como locos al Starcraft. Que la segunda parte no permita el juego en red local es a la vez un signo del cambio de los tiempos-ay, ya no se juega con varios ordenadores alrededor de la mesa- y un impedimento para recuperarlos. También noto que en esta década y pico las empresas de videojuegos han ganado tanto poder como para poder tratar a sus clientes como trapos, tras la senda del cine.

Publicado en Obsolescencia | 5 Comentarios »


Asimov y los ordenadores | 7 de febrero de 2011 por paaq

Isaac Asimov, como muchos escritores de ciencia ficción de su generación, nunca estuvo interesado por los ordenadores, hasta el punto de que el único que poseyó fue un regalo que le duró muchos años:

Puede que el lector piense que, ahora que tengo un ordenador y que estoy al corriente con los tiempos modernos, la gente ya me deja en paz, pues no. A la velocidad que progresan estos aparatos, el mío, que tiene nueve años, resulta medieval. De hecho, ya no se fabrica.

Lo cuentan en Siglos Curiosos.

Etiquetas: | 1 Comentario »


Formatos forzados: ondas

2 de febrero de 2011 por paaq

La obsolescencia suele ser impulsada por las empresas interesadas en fabricar y vender nuevos productos, pero en algunos casos son los gobiernos y estados los que empujan alguna tecnología al abandono por decreto. Estos apasionantes casos suelen conllevar consecuencias empresariales, sociales, mediáticas y económicas. A partir de hoy repasaremos algunos ejemplos de obsolescencia politizada, comenzando por algo tan actual como son las radiaciones no ionizantes. Que no, que no dan cáncer.

Nuestros gobiernos no suelen tener mucho que decir sobre los formatos que usamos para consumir información. El que quiera escuchar CDs, que los escuche; el que quiera leer un periódico, que lo lea. Pero hay una manera de transmitir información que ha de ser regulada por usar un recurso público y limitado: el espectro radioeléctrico. Las ondas, vaya, y no todas las ondas: la luz también puede ser considerada una onda electromagnética y ahí no se meten. Citemos las tablas de la ley española:

Artículo 3. Concepto de dominio público radioeléctrico.

A los efectos del presente reglamento, se considera dominio público radioeléctrico el espacio por el que pueden propagarse las ondas radioeléctricas. Se entiende por ondas radioeléctricas aquellas cuya frecuencia se fija convencionalmente por debajo de 3.000 gigahertzios que se propagan por el espacio sin guía artificial.

La utilización de ondas electromagnéticas de frecuencias superiores a los 3.000 gigahertzios y propagadas por el espacio sin guía artificial se somete al mismo régimen que la utilización de las ondas radioeléctrica, siéndole de aplicación lo dispuesto en la Ley General de Telecomunicaciones y en el presente reglamento.

Así que las ondas con una frecuencia entre 9 kHz y 3000 GHz se consideran portadoras de comunicación y merecedoras de ser legisladas. Ahí entran desde las emisoras de radio de larga distancia, de baja frecuencia, hasta televisión, móviles y satélites, como podemos ver resumido en este gráfico de la Britannica, pínchalo para verlo más grande:

Todos los gobiernos dignos de tal nombre regulan su espacio radioeléctrico, e incluso algunos que no, como demuestra el éxito de la telefonía móvil en Somalia. En realidad, en este mundo globalizado, hay estándares internacionales que se observan y trasponen a cada país; por tanto, un móvil o una televisión se pueden vender en todo el mundo, o, visto de una manera que espantaría a Marcuse, los consumidores podemos comprar cualquier móvil o televisor.

Y ¿qué son un móvil o un televisor? Pues receptores -o receptores-emisores- que se han de usar para acceder a la información. Estos aparatos son los traductores de toda esa infinitamente compleja, levísima, variación sinusoidal de los campos electromagnéticos a nuestro alrededor. Estas tecnologías suelen ser asimétricas, en el sentido de que hay unas emisoras -de radio, de tele- que emplean potentes equipos y enormes antenas y sistemas de repetición, y unos receptores asequibles que usará el, ya no comunicante, sino consumidor, responsabilizándose de su consumo y mantenimiento. Lo importante de esto es la asimetría entre el poder y medios de las empresas que generan las ondas y el de sus clientes. Un número reducido de compañías se reparten la mayoría de las ondas, al ritmo muchas veces de las adjudicaciones por motivos políticos. La comunicación es poder. Por tanto, es comprensible que los gobiernos le hagan más caso a estos grandes empresarios que a las masas iletradas, o incluso que al propio sentido común. En ocasiones, ante el avance de la tecnología, se produce una reordenación del espectro radioeléctrico que afecta tanto a los costosos sistemas de emisión como a los aparatos que tenemos en el bolsillo o en la mesilla del salón. Y, cuando tu tele se ha quedado obsoleta porque esos malditos burócratas decidieron que ya era hora, es bueno preguntarles por los motivos.

A partir de hoy recorreremos el espectro radioeléctrico pasando por la FM, por la televisión digital, por la telefonía móvil analógica o por la radio DAB. Tecnologías que han llegado a sufrir convulsiones y maltrato por parte de los gobernantes, que terminaban por afectarnos a Nosotros, Los Consumidores.

Publicado en Formatos, Obsolescencia | 4 Comentarios »


Publicidad, obsolescencia

23 de enero de 2011 por paaq

Gracias a Exapamicron redescubro el párrafo con el que comienza 13’99€, un libro de Frédéric Beigbeder que leí hace años, antes de que existiera Obsoletos. Y considero que viene muy al caso:

Me llamo Octave y llevo ropa de APC. Soy publicista: eso es, contamino el universo. Soy el tío que os vende mierda. Que os hace soñar con esas cosas que nunca tendréis. Cielo eternamente azul, tías que nunca son feas, una felicidad perfecta, retocada con Photoshop. Imágenes relamidas, música pegadizas. Cuando, a fuerza de ahorrar, logréis comprar el coche de vuestros sueños, el que lancé en mi última campaña, yo ya habré conseguido que esté pasado de moda. Os llevo tres temporadas de ventaja, y siempre me las apaño para que os sintáis frustrados. El Glamour es el país al que nunca se consigue llegar. Os drogo con novedad, y la ventaja de lo nuevo es que nunca lo es por mucho tiempo. Siempre hay una nueva novedad para lograr que la anterior envejezca. Hacer que se os caiga la baba, ése es mi sacerdocio. En mi profesión, nadie desea vuestra felicidad, porque la gente feliz no consume.

Publicado en Obsolescencia | 5 Comentarios »


Obsoleto de hoy: Jud Turner

19 de enero de 2011 por paaq

La modificación de objetos encontrados –found art– con fines escultóricos es una de las formas artísticas recurrentes en esta sección del blog, desde Kenny Irwin hasta Gabriel Dishaw. Pues bien, Jud Turner es un artista de Eugene, Oregón -el lugar con más polen de EEUU- que trabaja principalmente soldando y componiendo la basurilla que se encuentra.

Obedience, 1996, actualmente en la colección de arte de ¡Rosie O'Donnell!

Traduzco más o menos literalmente de su manifiesto: arte divertido de contemplar, pero que plantea implicaciones desconcertantes y significados enfrentados. Los temas: mortalidad, intersección de la naturaleza y la tecnología, el paso del tiempo, espiritualidad y sostenibilidad. Interesante, eso de la “espiritualidad”, concepto especialmente intangible en el ya de por sí intangible mundo del arte, pero que yo creo que llego a vislumbrar.

Wired, 2007

Publicado en Obsoletos de honor | 2 Comentarios »


Debates tecnológicos: los politonos

17 de enero de 2011 por paaq

Obsoletos no es un blog geek, o no hacemos bandera de ello. Nos preocupa más la interacción de las personas normales con la tecnología. El sábado estaba yo cocinando con la radio puesta cuando en el programa de la Schblingbling se pusieron a hablar de politonos. Este tipo de tertulias se caracterizan por un nulo nivel  de conocimientos o preparación sobre el tema -la “campechanía necesaria” de los contertulios- y la obligatoriedad de plantearlo tras un evento -la excusa- recogido en los medios. En este caso, la excusa era que al rey de España le ha sonado el móvil en un acto oficial y el tono era la risa de un bebé.

Traducción: Un líder político ha afirmado que los medios, en lugar de informar a la gente, se limitan a hacerse eco de la ignorancia pública ¿Están de acuerdo nuestros televidentes? Escuchemos algunas voces de la calle...

La tertulia, en todo caso, me sirvió para recordar lo que entiende la gente por tecnología. Tres periodistas y un farandulero hablando de los sonidos de llamada de sus teléfonos. Para escucharlo, pulsa aquí y dale a partir del minuto 20.

Lo cierto es que entre las cinco personas que hablan retratan con bastante fidelidad el conjunto de nuestra sociedad: desde la beata de misa diaria hasta el modernillo petarda que vive del cuento. Desde la persona normal que un día intentó bajarse un politono y la frieron a SMS no solicitados durante un tiempo, hasta el frik que se los hace a partir de vídeos de Youtube.

Lo que me apena es que, tratándose de un programa de radio, no hayan profundizado un poco más. Se supone que la radio está llena de profesionales en esto de los sonidos, y los politonos son los sonidos con los que cada cual se identifica y autoafirma. Los obsoletos no comprendemos muy bien por qué querrías escuchar una canción cada vez que te llaman por teléfono (¿para odiarla al cabo de dos semanas? ¿para activar resortes paulovianos?) pero lo cierto es que el tono de llamada es una de las elecciones relacionadas con la tecnología más libres y populares. Otro día hablaremos de los politonos en sí mismos, pero hoy me quedo con una duda: ¿qué narices quería decir Mario Vaquerizo con lo de que los politonos caducan? Reproduzco sus palabras:

La única vez que se puso un politono, se puso un politono que se bajó de una cadena de televisión, que lo protagonizaba Belén Esteban, que era “estoy superfeliz, estoy superfeliz… coge el teléfono, que nos vamos pa Benidor” y era graciosísimo, pero lo que pasa muchas veces, esos politonos que te bajas de las cadenas de televisión, caducan. Dependiendo de las llamadas que recibas, caducan. Y a ella le caducó muy tarde porque…

¿Alguien sabe a qué se refiere?

Por supuesto, la viñeta es de XKCD

Publicado en Hallazgos | 5 Comentarios »


Limpia tus vinilos | 15 de enero de 2011 por paaq

¿Cómo limpiar un disco de vinilo lleno de polvo y suciedad acumulada? Hablo de esa mierda que no se va con una bayeta humedecida, de migas que se posaron sobre el disco allá en 1984. Pues con cola de carpintero, la blanca. Hay unos cuantos vídeos sobre el tema. La versión pija de la cola es el producto australiano Record Reviginizer.

Etiquetas:      | 2 Comentarios »


« Entradas Anteriores