Si los ingenieros de tu empresa son unos inútiles, contrata buenos abogados | 13 de Enero de 2011 por paaq

Desde su salida al mercado, la videoconsola PlayStation3 ha surtido de noticias desgraciadas a sus usuarios; normalmente en forma de capado de funciones. Tal vez recuerdes que al principio se le podía poner Linux, era compatible con sus antecesoras PS1 y PS2, conectar dispositivos USB… todas esas posibilidades han ido siendo eliminadas en cada actualización de software de la consola, hasta estos días en los que se ha descubierto el fallo de programación de Sony que permitirá en un futuro muy próximo hackearla por delante y por detrás. La gente de CRySoL lo explica magníficamente en un artículo que nos demuestra que siempre que se pone una valla, alguien intenta saltarla.

Etiquetas:    | 1 Comentario »


Un comentario


  1. Dani Santi Dice:

    Creo que la gente de negocio (marketing, ventas, desarrollo de negocio, …) no tiene ni idea de lo que mas les gusta a los hackers (y son muchos) es saltarse las restricciones, saltarse las vallas que le ponen al campo, … más que el uso que luego le puedas dar, que también se disfruta.
    Así que mientras más restricciones le pongan, más gente dispuesta habrá para romper codificaciones, encriptaciones, o las trampas que pongan, sólo por el regocijo de superar el reto.