Navegadores en modo texto

2 de Noviembre de 2008 por skotperez

obsoletos.org en w3m
Así viste obsoletos.org en el navegador modo texto w3m.

¿Qué clase de predicadores obsolescentes seríamos si no cumpliésemos con lo predicado? Pues no lo sé, diferentes al menos. Hemos querido comprobar qué tal se desenvuelve nuestra página en distintos navegadores de modo texto y el resultado no es para nada malo. La estructura de WordPress, el gestor de contenidos que usamos, se adapta bastante bien a navegadores de este tipo, y con algún pequeño retoque se puede conseguir una navegabilidad bastante ágil.

El modo texto se caracteriza por una representación del contenido en líneas de texto y una interacción con el usuario a través del teclado. Los navegadores en modo texto consumen entre un cinco y un diez por ciento de los recursos que necesita uno gráfico, así que son una buena alternativa para ordenadores que no soportan un entorno de ventanas. Tienen algunas limitaciones, claro, aunque menos de las que estás pensando. Algunos son suficientemente potentes como para mostrar imágenes, incluso scripts de java.

¿Cuáles son los secretos de su ínfimo consumo? Por así decirlo, solo muestran el texto desnudo de cada página: no cargan hojas de estilos, ni imágenes en un principio; éstas últimas se pueden cargar en el momento que el usuario quiera llamando a una aplicación externa, de manera que hasta que no se necesita no se gasta memoria en ello. Por otro lado, ocupan muy poco espacio en el disco duro, aunque éste no suele ser el factor limitante a la hora de usar una aplicación, ya que no tienen caché propio. En cualquier distro de Linux podemos encontrar una decena de navegadores de modo texto: lynx, w3m, netrik, links

Dillo es otro navegador desarrollado ya para un entorno de ventanas pero con muchas características heredadas de los navegadores modo texto, y un consumo también muy reducido; sí incorpora visualización de imágenes por defecto pero sigue manteniendo la ausencia de estilos.

obsoletos.org en el navegadord dillo
obsoletos.org en el navegador Dillo.

Analizando los navegadores modo texto se puede comprender la modularidad bajo la que trabaja Linux. En Linux hay muchas pequeñas aplicaciones rápidas de ejecutar y que desarrollan una función muy concreta: un navegador nos valdrá para navegar por la web, un visor de imágenes como xv nos permitirá visualizar las imágenes en caso de existir entre el contenido, con wget gestionaremos las descargas. Es una filosofía de uso de los recursos responsable pero bastante en desuso. Hoy día predominan los navegadores navaja suiza que, a pesar de que apuntan cierta modularidad con sistemas de extensiones (plugins), no está del todo conseguida; es cierto que podemos desactivar los plugins que no estamos usando pero hay que reiniciar el navegador para que los cambios sean efectivos lo cual no es muy cómodo. Trabajar con aplicaciones específicas nos obliga a pensar de antemano qué es lo que queremos hacer y pensar en la herramienta más adecuada; por contra, con una aplicación navaja suiza te acabas adaptando al modo de trabajar del programa.

No hay que pensar solo en los navegadores modo texto como alternativa para las máquinas limitadas. Son muy útiles para automatizar tareas, hacer búsquedas en texto aplicando filtros por ejemplo. Pero esto lo dejamos para otro día.

Publicado en Open Source, Sobre la web | 8 Comentarios »


8 comentarios


  1. Marco Aurelio Moncada Coello Dice:

    Me parecio bastante explicado, la forma de poder navegar en modo de texto.
    Yo como cualquiera que se interna al mundo de gnu/linux, se aventura a probar de casi todo.
    De hecho tengo una distribucion de Ubuntu, pero unicamente he instalado la version server, y con ella me anime a navegar desde hace unos dias en modo texto, las limitantes que encuentro son que no he encontrado como customizar la abertura de los modulos de presentaciones y calculo.

    Y al instalar la impresora me manda unos warning’s que en modo grafico no manda.

    Esta pagina la he hayado en navegacion de texto.

    Saludos


  2. main magazine » Blog Archive » 10 trucos para navegar más rápido Dice:

    […] y menos incómodo de lo que parece. Para hacer lo mismo bajo Windows, descarga Lynx o ELinks. Son navegadores en modo texto, que se manejan con el teclado y colorean las páginas para distinguir mejor cada elemento. ¿El […]


  3. 10 trucos para navegar más rápido | Zona Effects Dice:

    […] menos incómodo de lo que parece. Para hacer lo mismo bajo Windows, descarga Lynx o ELinks. Son navegadores en modo texto, que se manejan con el teclado y colorean las páginas para distinguir mejor cada elemento. ¿El […]


  4. Tarinbot! / 10 trucos para navegar más rápido – Taringa! Dice:

    […] y menos incómodo de lo que parece. Para hacer lo mismo bajo Windows, descarga Lynx o ELinks. Son navegadores en modo texto, que se manejan con el teclado y colorean las páginas para distinguir mejor cada elemento. ¿El […]


  5. Diez trucos para navegar más rápido | Blog del Arzobispo Dice:

    […] y menos incómodo de lo que parece. Para hacer lo mismo bajo Windows, descarga Lynx o ELinks. Son navegadores en modo texto, que se manejan con el teclado y colorean las páginas para distinguir mejor cada elemento. ¿El […]


  6. Diez trucos para navegar más rápido | Señor Tecnología Dice:

    […] y menos incómodo de lo que parece. Para hacer lo mismo bajo Windows, descarga Lynx o ELinks. Son navegadores en modo texto, que se manejan con el teclado y colorean las páginas para distinguir mejor cada elemento. ¿El […]


  7. 10 trucos para navegar más rápido | Computacion Kokoko Dice:

    […] menos incómodo de lo que parece. Para hacer lo mismo bajo Windows, descarga Lynx o ELinks. Son navegadores en modo texto, que se manejan con el teclado y colorean las páginas para distinguir mejor cada elemento. ¿El […]


  8. Acelera tu conexión de internet | Cyberlan Dice:

    […] menos incómodo de lo que parece. Para hacer lo mismo bajo Windows, descarga Lynx o ELinks. Son navegadores en modo texto, que se manejan con el teclado y colorean las páginas para distinguir mejor cada elemento. ¿El […]