Linux como instalación estándar y como tester de máquinas antiguas

20 de octubre de 2008 por skotperez

Como ya hemos dicho en alguna ocasión es común que varias piezas del ordenador recuperado que acabas de montar no funcionen. Lo que también es lógico es que unas piezas se gasten antes que otras. Por ejemplo, desde nuestra experiencia por norma general los procesadores revientan antes que los discos duros; un día pulsas el botón de encendido del ordenador y éste sigue durmiendo. En estos casos es bastante útil poder desenchufar el disco duro que contiene el sistema operativo y enchufárselo a otra máquina. Con esto conseguimos una doble herramienta que nos puede servir para ahorrarnos una nueva instalación en el nuevo soporte, o para comprobar el estado de otras máquinas.

Vamos por partes. Supongamos que estamos en el primer caso: el ordenador que veníamos usando ha dejado de funcionar y sabemos que otro que tenemos funciona pero no tiene instalado sistema operativo alguno. En este caso cambiamos el disco duro tomando ciertas precauciones y tendremos nuestro antiguo Linux en otra máquina.

Si lo que queremos es usar una distro como tester instalaremos un Linux en una máquina que sepamos que funciona e iremos enchufando el disco duro en las máquinas que queramos probar. Esto también lo podemos hacer utilizando una distro live, o algún otro soporte, un pen drive por ejemplo. Lo bueno de que sea un disco duro es que es universal; cualquier ordenador que tengas entre manos, a menos que estemos hablando de aquellos Amstrand sin disco duro, pueden arrancar desde este tipo de soporte, en cambio puede suceder que no tengamos unidad de CD-Rom o el ordenador a probar no permita arrancar desde pen drive.

Disclaimer: Esta entrada es más geek que la media de obsoletos.org. Lo sentimos pero era necesario. Si estás con fuerzas sigue leyendo…

Una buena distribución que cumple estas funciones es Damn Small Linux (Linux Condenadamente Diminuto). Los desarrolladores de DSL han conseguido meter en 50MB todas las aplicaciones que necesita un usuario medio: reproductor de música, navegador web, gestor de correo, editor de texto… Utiliza un entorno de ventanas ligero, rápido y muy configurable como es FluxBox; además incluye la versión 2.4 del núcleo de Linux. Todo esto garantiza su funcionamiento hasta en máquinas 486 con 16MB de RAM.

damn small linux desktop
Increible pero cierto, este es el aspecto que puede llegar a presentar tu 486 si le instalas DSL. Imagen: Wikipedia

Quizás las mejores características de DSL son su modularidad y su versatilidad en el arranque. Esos 50 MB de base vienen preparados para convertirse en un Debian, la distribución en la que se basa. Puede arrancarse embebido en Windows o Linux, en modo Live y desde varios soportes de almacenamiento.

Puedes estar pensando que esto lo podemos hacer con un Windows. Bueno, es cierto, coge tus discos de Windows 3.1 y ponte a ello lidiando con su falta de soporte técnico y la incompatibilidad con alguna que otra pieza de hardware posterior a esta versión.

Entorno de ventanas windows 3.11
Estas fueron las primeras ventanas de Windows, en su versión 3.1. Tras un pequeño ejercicio de abstracción notaréis que no ha cambiado nada, únicamente consume algún que otro recurso más. Imagen: Wikipedia

Publicado en Open Source | 1 Comentario »


Un comentario


  1. hector Dice:

    Hola es cierto lo que dicen, para hacer cosas basicas y no tanto con una pc viejita alcanza. Tengo una 486 querida en desuso forzado, de donde bajo un linux tipo pupy o small y despues que programas corren, de donde los saco? Gracias por la paciencia y disculpen lo basico de la pregu.