Algo no va bien

18 de junio de 2008 por manu

La otra noche me encontré en la calle tres ordenadores completos. Pedazo de tesoro. Lejos de mi casa y sin destornilladores para abrir las cajas y coger las piezas más interesantes, sólo puede llevarme uno. Lástima.

El caso es que estaba parado en un semáforo con la CPU bajo el brazo, cuando un camión de la basura pasó delante de mí. El conductor, supongo que por pura amabilidad, me preguntó por la ventanilla si quería tirar el ordenador. Obviamente le dije que no, pero la situación me ha servido para plantearme unas cuantas preguntas:

¿No se supone que la recogida es separativa?

Y aún así, ¿no se supone que un ordenador no se mete en la bolsa amarilla? Y mucho menos en la otra bolsa.

Y si por lo que sea llega un ordenador al centro de recogida y tratamiento de residuos mezclado con cáscaras de naranja y huesos de pollo, ¿lo separan o lo entierran en el vertedero con el resto de la basura?

Desde luego yo me reafirmo en la idea de que no hay un protocolo claro de cómo deshacerse de este tipo de objetos.

Y pensando en esto de los circuitos impresos mezclados con los posos del café de la mañana, me ha dado por hacer una lista de los materiales de valor que hay dentro de los aparatos obsoletos. No está completa ni es muy exhaustiva, pero sirve para dar una idea de lo que tiramos a la basura:

Móviles antiguos: oro, plata, cobre e iridio, junto con otros metales.
Móviles actuales: níquel, cobalto, vanadio o cadmio y tántalo (extraído a su vez del famoso coltán).
Frigoríficos, lavadoras, lavavajillas, etc.: cadmio, plomo, bromados, mercurio y cromo hexavalante.
Odenadores: oro, plata, cobre, estaño y plomo.
Pantallas de ordenadores o móviles: indio (derivado del Zinc).

Lo dicho, sólo una primera lista, sin tener en cuenta otros gastos indirectos como el transporte de matería prima y componentes intermedios, o la energía necesaria para producir cada objeto, que daría pie a otro post más largo.

Publicado en Así va Obsoletos, Obsolescencia | Comentarios desactivados en Algo no va bien


Llegaste tarde. Comentarios cerrados.